Caldo de verduras de tierras del Este

20 feb. 2015



Buenas tardes a todos!!!

Hoy os traigo una recetilla de nueva incorporación a mi recetario personal. Es un caldito de verduras... del Este. ¿Y por que del Este, os preguntaréis? Porque este caldito me lo ha enseñado alguien de Rumanía. Que digo yo que aquí también habrá recetas de caldo de verduras, pero oye un caldito de verduras de una cocina un tato desconocida para mi, como es la rumana, pues había que probarlo... y está muy rico! Me he hecho fan!. Poco a poco iré metiendo más recetitas rumanas que estoy probando platos típicos de esa zona y están... de muerte!!!
Bueno sin enrollarme mas, os lo cuento.



Ingredientes:

2 Pimientos rojos
1 Pimiento verde
1 Cebolla
1 Apio
1 Bote de guisantes pequeño
Perejil
1 puerro
1 Bandejita de carne para guisar
1 pastillita de caldo
3 o 4 Zanahorias... que se me olvido ponerlas para la foto!
1 Chorrito de aceite de oliva
Sal




Lo primero que tenemos que hacer es cortar la carne en cachitos mas pequeños. ¿Os acordais de los dados del parchís de cuando eramos pequeños? Esos que eran pequeñitos y se perdían cada 2x3? Pues ese es el tamaño en el que hay que partir la carne. Entretenido... pero cuanto mas pequeñito, de verdad, mejor.



Cuando tengáis cortada la carne, o mientras la cortáis, tenéis que llenar una olla o puchero de agua. Aquí veis que queda un poco para que este" hasta arriba del todo". Luego tendremos que ir echando más, pero esperar a ver lo que sale de aquí...




Esto es a lo que me refería... La carne cuando se cuece, empieza a soltar su grasita y sus liquidillos, que bien vistos parece el parto de un orco de Mordor... No me digáis que no!


Bueno pues esta grasa de parto de orco de Mordor, hay que quitarla con una cuchara o un cucharón. Procedimiento facilito, la coges y la tiras a la pila.... Adiós Mordor!


Veis? una vez quitada esa grasa que tiene tan mal aspecto... no es tan raro lo que que queda, no? Sólo es carne cociéndose! El Bien gana al Mal. Sauron se ha ido por la tubería! jajajaja (Joe que friki soy)



Adivináis que tenéis que hacer con el resto de los ingredientes?? EXACTO, partirlos. Todo a cachitos como si fuera para pisto, no hace falta que sean demasiado pequeños. Yo con lo demás vale, pero con la zanahoria no puedo... me desquicia los nervios. Así que a la picadora y un par de turrums para que no quede muy pequeña y listo! También hay que escurrir la lata de guisantes.



Y ahora poco a poco todo se va incorporando a la olla donde esta cociendo la carne. Y no se os olvide echar un chorrito de aceite de oliva, por aquello del sabor que deja... mmmm...

Primero la zanahoria:


La cebolla:


El apio:


El puerro:



El pimiento verde.


Y el pimiento rojo:


Y todo ahí al pucherillo y poco a poco al chup chup. Y la pastilla!!! Que no se os olvide la pastilla de caldo, como a mi hacer la foto! Cuando ya tengáis todo cociendo, le echáis sal al gusto y un puñaito de perejil.



¿Cuánto tiempo hay que cocer ésto? Ni idea. Os ha molado la respuesta eh???? jajajaja
No, la verdad es que es un buen ratillo, como una hora y media, dos horas (Sobre todo si lo hacéis a "olla descubierta") ¿Cuando saber cuando ya esta hecho? Pues cuando lo probéis y este toda la verdura blandita. En ese momento, que le le quedaran 5 minutillos cociendo, echáis la lata de guisantes en la olla. Si no, se deshacen, pero dan un sabor muy bueno al caldo.


Y este es el resultado final: Un caldito que está estupendo, que en estos días de frío sienta que te caes de espaldas!!!!

Y si cuando lo sirves ya en el plato, echas un par de cucharas de yogur griego y lo disuelves en el caldo... No te puedes imaginar! Desde que lo probé así, es la única manera en que me lo como.

He de decir, que la receta original también lleva patatas cortadas a cubitos muy pequeñitos, que queda también genial. Pero ¿sabes que? que si lo haces sin patata está genial y tan ta ta chán! Lo puedes congelar!!! No sabéis la alegría que da llegar a casa a las mil y muerta de frio y darte cuenta de que tienes un tupper en el congelador con caldo de verduras.... se me cae el lagrimón! Así que prefiero el sacrificio de que no lleve patata... y a cambio calentarme el cuerpo con un buen platito de caldo recién descongelado y calentito! (5 minutos al micro, oiga!!!)

Además ( si es que son todo ventajas... si no le echáis la pastilla de caldo, ni el chorreón de aceite... es un plato de dieta que esta buenísimo)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...