Empanadillas de atún

10 sept. 2013



¡¡¡Bienvenidos a todos!!! Ya hemos vuelto de las vacaciones... y aunque tengamos que trabajar que mejor que hacerlo comiendo guay, no?
Yo, que voy a contracorriente, no por jorobar sino que soy así ;) he decidido este año hacer la operación bikini a partir de septiembre = Operación otoño (abstención de rimas, jajaja). Así que, seguiré colgando comiditas guays... aunque solo haré una a la semana (solo el día que como en casa de mis padres) y las demás recetas que colgaré... serán de dieta!!! Mirarlo por el lado bueno, cuando decidáis poneros con la operación bikini 2014 aquí tendréis unas cuantas recetillas bajas de calorías... El caso es ver el vaso medio lleno SIEMPRE!
Bueno al lio, que ya va a ser la hora de comer y aunque las empanadillas se tarda bien poquito, en media hora tendreis 16, ya es hora de empezar a hacer la comida. A lavarse las manitas y... a cocinar!



Ingredientes:

2 Latas de atún en aceite vegetal (a mi son las que mas me gustan para empanadillas, pero para gustos los colores! así que puede ser en aceite de oliva, al natural, en escabeche... 
2 huevos
1 paquete de obleas para empanadillas (de toda la vida en mi casa han sido de "la cocinera" pero aquí las marcas no es como en los coches... no importa!)
Un poco de tomate frito 


Pasos:

Lo primero que hay que hacer es poner los huevos a cocer.


Como veis a fuego fuerte para que el agua hierva. Y no os quedéis cortos de agua, mucha se evaporara y cortar la cocción para echarle mas agua... no se yo hasta que punto sera bueno...


Ale ahi! Calentito y burbujeando! Normalmente, los huevos, para cocerlos, con 10 minutos es suficiente. Yo me aseguro del todo teniéndolos 15 minutos. Si luego no se han cocido bien y la yema sale como la del huevo frito... no valen! (por lo menos para las empanadillas)

Mientras cocemos los huevos (venga, gente, que se hacen solitos, solo hay que coger el tiempo desde que empiezan a hervir) vamos haciendo el relleno.


En un cuenco echamos las dos latas de atún previamente escurridas (si no quedan super- aceitosas) y le echamos un chorro de tomate y lo removemos bien.


Cuando se terminen de cocer los huevos, los pondremos bajo el grifo del agua fría para que se atemperen un poco... No os confiéis que se enfría lo de fuera y luego, cuando ya los has pelado y empiezas a partirlos te achicharras!!! Mejor esperar un ratillo a que estén frescos, que veo que os quemáis. Los peláis, y los partís a cachitos pequeños y los echáis en el cuenco donde estaba el atún y el tomate frito.


Lo removéis todo bien y esto es como todo, a gusto del consumidor. Yo recomiendo que el relleno quede bastante jugoso, si no luego las empanadillas quedan mas secas... Así que si veis que el relleno esta demasiado pastoso, ir echando un poquito de tomate frito y removiendo hasta que sea de vuestro agrado.


Cuando tengáis hecho el relleno, abrís el paquete de las obleas y las vais poniendo por separado una a una, como en la foto. Y vais repartiendo el relleno. Esto es a base de práctica, pero tampoco las rellenéis en exceso, porque luego al doblarlas, si no se partirán. Si es la primera vez que las hacéis, os aconsejo ir probando la cantidad que ponéis para rellenar. Con estas medidas que he puesto en la receta da para las 16 y sobra un pelín para la cocinera.... jejejeje


Aquí ya están todas bien repartiditas... aunque el poquito que me comí yo no le eché foto... ojos que no ven... relleno que me como!!!! jajajaja


Poco a poco hay que ir dándoles forma de empanadilla. ¿Cómo se hace? Se doblan por la mitad hasta que se toquen los bordes (aquí os daréis cuenta de si habéis metido mucho relleno o no) y se va aplastando un poquito la unión con un tenedor.


No hagáis demasiada fuerza, porque os las cargareis, se trata de dar forma, de hacer un dibujito, no hace falta atravesar la empadilla!!!


Ahora viene la parte mas fácil. En una sartén con el aceite muy caliente se van echando las empanadillas. No hagáis muchas a la vez, porque hay que estar muy al tanto porque se hacen en segundos! Y no os olvidéis darles la vuelta.


Solo hay que esperar a que estén un poquito doraditas por un lado para darle la vuelta por el otro. Tardan como diez o quince segundos si el aceite esta suficientemente caliente. Así que al loro, porque chamuscadas no están tan buenas! Según las vayamos sacando las iremos colocando en un plato con un papel de cocina, para que vayan escurriendo el sobrante de aceite.


Y voilá! 16 empanadillas que huelen estupendamente y que estaban.... de muerte!
Hay otra forma de hacerlas sin tanto aceite y es pintándolas con un poco de huevo batido y al horno hasta que se doren y vuelta! Mi madre, mi abuela, todas siempre las han hecho en la sartén y así están muy buenas. Si las dejas que escurran bien en el papel absorbente no tiene porque quedar grasientas.
Hechas del día están crujientes, si las dejas para el día siguiente... están blanditas....pero más buenas aún! Por lo menos en mi familia nos pegamos por las empanadillas del día siguiente!
Probarlas, estas muy buenas, os lo digo yo, que me he puesto a dieta precisamente porque se lo que es el buen comer... jajajaja.

Lo siento, pero no me puedo resistir... Mi última compra!


Ahora a ver que recetillas al horno puedo ir haciendo... mmmmm
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...