Paella familiar

17 abr. 2013



Solo una única receta esta semana... sorry. La que traigo hoy ha costado muchiiisimo más pasa a aquí la receta que cocinarla. Ademas, que la paella en mi casa tiene historia... El maestro paellero por excelencia era mi abuelo (gran hombre, gran mecánico  gran cocinero, gran abuelo.... te echo de menitos!). Y al pasar los años mi padre se convirtió en el pinche del maestro. Y como acaban estas cosas... el pinche se convirtió en maestro. Ahora mi padre es el maestro paelllero (oficial, que extraoficial hay muchos!!!), pero como esta lesionado ;) pues todos a la aventura (pero con su supervisión eh?) Y no os puedo decir lo rica que esta esta paella. Ala! Lección de history para hoy!
La paella, ese gran plato que yo siempre he comido en Valencia y con perdón de los valencianos... no me ha gustado nada... hasta que mi abuelo aprendió a hacerla! Y a partir de ahí... todos los domingos! Aunque ahora la paella en mi family se ha convertido en una especie de ritual: quedamos toda la familia, cada uno tiene sus funciones, se hacen las tajadas (300 kilos de pollo en alitas que nos comemos antes de echar las 3 tristes alitas a la paella. Mariquita el último, por supuesto!), todo el mundo en la cocina (que tienes que pedir paso si se va a echar algún ingrediente mas), empiezan a caer cervezas, nos comemos el aperitivo en lo que mi tío (el cocinero últimamente)  pide a gritos que alguien eche el arroz y el agua mientras remueve el sofrito... Luego la imprescindible "cata" de mi primo y mi tío (que es, simplemente probar la paella a ver como esta de sal)... Un caos.... que me encanta!!!! Probar hacer la paella en familia, sabe incluso mejor!
Una cosa a destacar de la paella es que admite varios ingredientes: la puedes hacer de verduras y pollo (como esta de hoy) de pollo y marisco (con gambas, atún  calamar, mejillones) e incluso hacer varias mezclas. Vamos que admite bastante ingredientes y que puedes echarle lo que quieras... Si esta buena de todas maneras!



Ingredientes:

(Estos son para 10 personas)
1kg de arroz (Se calcula así: medio vaso de arroz para cada 3, si coméis mucho, para cada dos)
250 gr de judías verdes
4 alcachofas (nos gustan  tanto que siempre hay guerra por las alcachofas)
1 bandeja de medio kg de costillas de cerdo
3 bandejas de alitas de pollo
1 tomate
8 dientes de ajo
1 pimiento rojo
1 latita de pimiento morrón
Aceite de oliva
Un poco de colorante (sin pasarse si no queréis comer "arroz rojo")
Agua
Sal



Lo primero, como siempre es partir los ingredientes: Las judías las lavamos y las partimos quitando las puntitas y desechándolas.


El pimiento rojo lo lavamos y le quitamos el tronco y lo partimos en tiras:


El tomate, lo lavamos y lo batimos en la batidora:


El ajo, lo pelamos y lo partimos en cachitos pequeños:


En mi casa, la paella se hace con difusor y paellera, pero tanto si hay como si no (lo haces en una sartén) lo primero que hay que echar que es el aceite y las alitas de pollo (o tajadas como decía mi abuelo). El fuego se sube al máximo  Aplícate el cuento si lo haces en la vitro!!!


El primer ingrediente que se echa a la paellera es el aceite y hay que echar un buen chorreón!


Y ésta, como dice mi tío (el cocinero de hoy), es la prueba irrefutable para medir la temperatura del aceite: Hay que poner la manita por encima! Si sube calorcito ya esta, si no sube calorcito... hay que esperar un poquito mas!


Cuando ya este caliente el aceite se echan las tajadas (que previamente habremos sazonado). Todas: las costillas y las de pollo.


Freiremos las tajadas de pollo y las costillas hasta que estén bien doraditas, como la imagen siguiente:


Después, las sacamos y las reservamos hasta que las volvamos a necesitar (aquí es cuando en mi casa se convierten de 2 kilos de pollo que había en la paellera a medio kilo de pollo.... Nos las comemos antes! a modo de aperitivo....jejejeje)

Dejamos la paellera vacía de tajadas de pollo y ahora echamos las verduras para que se frían también. Echamos el pimiento rojo, las judías y las alcachofas hasta que se dore y se fría todo.


¿Veis como queda así fritito? Pues cuando veías que ya le queda poco para que se fría apartáis la verdura hacia un lado de la paellera y echáis el tomate batido y el ajo.


Cuidado al echar el tomate, procurad que no haya demasiado aceite en esa parte de la paellera porque salta bastante y así vais removiendo con el ajito, un poco separado del resto de la verdura hasta que se haga un poquito.


Una vez veamos que el tomate esta frito y el ajito comienza a freirse es el momento de devolver a la paellera las tajas que habíamos sacado antes (o lo que quede, jejeje) y rehogarlo todo junto un poquito para que semezclen bien los sabores y el tomate, el ajo y las verduras se repartan por toda la superficie de la paellera.


Cuando lleve una ratito y ya este todo rehogadito hay que echar el arroz. 
MEDIDAS DEL ARROZ: un vaso de arroz para cada 3 personas. Si sois de comer mucho pues un vaso para cada dos (Acordaos de echar un poco para mañana para llevaros al curro, que al día siguiente esta de muerte!!!!)
Con el vaso de arroz vais "espolvoreando" el arroz por encima de la paellera para que quede lo mas repartido posible.


Ahora viene la parte mas importante (y donde te puedes cargar la paella y que se convierta en arroz caldoso... Bueno, alguna vez nos ha pasado, y tampoco esta mal eh?) Que son las medidas de agua. Básicamente suelen ser dos vasos y medio de agua por cada vaso de arroz. Pero el cocinero dijo que hay que echar agua hasta que cubra. Y salió bien buena!

(A destacar la cervecita del cocinero ahí para cuando hace falta ;))


Y algo importante: se sube el fuego (o la vitro, si la hacéis en la vitro)


Cuando empiece a hervir la paella (veras que olor más buenecito) es cuando hay que echar la sal y el colorante. Como siempre digo, no os paséis de colorante si no queréis comer arroz rojo. El motivo de echar la sal y el colorante aquí es que con las burbujas de la cocción se va moviendo todo el caldito y como no se puede remover la paella las burbujas se van encargando de repartir la sal y el colorante por toda la paella. De todas maneras, no eches una montañita de sal en el centro que tampoco reparte tanto... por encima así: fis, fis , fis... jejejeje


Ahora hay que dejar cocer tranquilamente hasta que el agua se vaya consumiendo y el arroz se vaya haciendo. 
(Ahora es cuando en mi casa se hace "la cata" que es simplemente ir probando el caldo con una cuchara hasta que los dos o tres que la hacen se ponen de acuerdo en que la cantidad de sal ya es la correcta, jajaja)


Cuando ya ha empezado a reducir el caldo, solemos colocar una cuantas tiras de pimiento rojo (pimiento morrón de lata) para decorar (y para comer que esta muy bueno también)


Como veis en esta fotografía  ya se ha evaporado casi todo el caldo, pero aun queda un poquito (y también porque empezaba a oler a "pegado" (que a mucha gente le encanta el arroz pegado de la paella). Así que el momento de apagar el fuego. 

Ahora hay que dejarla reposar unos 15 minutos (para que termine de hacerse bien el arroz) Para ello colocamos o bien paños de cocina por encima (para tapar la paella) o papeles de periódico. 
Para que los paños de cocina no den con el arroz se pone varias espumaderas o lo que tengáis a mano para hacer de separación entre los paños y el arroz.

(Imaginaos el tamaño de esta paella para que casi parezcan cucharas... y eran cucharones!!!!!)


Como os decía, hay que tapar la paella y dejarla así como 15 minutos. 
Este lapso es el momento perfecto para un aperitivito!!!! Pero sin pasarse que luego hay paella!!

Y esta es el comienzo del fin de nuestra obra de arte!!
Tiene buena pinta eh? Pues ya os digo que estaba bueniiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisima!!!!
Estoy subiendo al receta casi dos semanas después de hacerla y me estoy relamiendo de acordarme!!!
Bon apetit!
(me rugen mis tripas!!!)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...