Patatas a la importancia

19 mar. 2013

Vamos, vamos, que estamos que lo tiramos!!!!


 Dos recetas publicadas en un mismo día!!!!! Me merezco un premio!!!
Ademas, la receta que os traigo hoy no es de mi casa de all the life... que vá! Esta es inclusión mía (que una también es un poquito original... y todo..... jajajajajajaja.



La historia de esta receta, se remonta a mis años mozos cuando trabajaba yo en Sanitas y comía con mis compis en el comedor del edificio. Allí fue la primera vez que las probé  Y como me llevaba genial con la cocinera (majísima la chica, oye) Ni corta ni perezosa le dije: Oye guapa ¿las patatas esas tan estupendas que comimos ayer....como se hacen? Y me dio la receta que yo apunte a raja tabla... y perdí con el paso del tiempo. Así que hace un año o así  con la puerta del frigorífico abierto y la mirada perdida entre un par de huevos y un paquete de jamón serrano me acorde de las ¡Patatas a la importancia! Así que, allí estaba yo, sin receta ni na pa quitarme cuando me vino una rebelación: "Interné!" Y me puse a buscar maneras de preparar las patatas a la importancia. Curiosa esta receta, porque cada uno la hace como le da la gana. Pues esta es como me da la gana a mi. Que ademas ya las he hecho un par de veces y están .... ¡como están .... que me atraganto con mi saliva!!!!  Probar a hacerlas.... no os arrepentiréis!!!



Ingredientes:

Lleva un rato, pero merece la pena, penita, pena!
Patatas (esto es aojo de buen cubero, mira las de la foto...comimos 4 personas)
Un par de huevos, para rebozar
1 cebolla
Unas cuantas lonchas de jamón serrano
2 hojas de laurel
Pimentón dulce
Perejil
Cominos (si los tienes molidos, mejor, si es en grano no pasa absolutamente nada de nada)
Pimienta Negra
Agua
Harina
Sal
Un chorrito de vino (yo siempre, para cocinar, utilizo moscatel.... Bue-ni-si-mo)



























Primer pasito: Pelar las patatuelillas, lavarlas y cortarlas en rodajas gorditas (si no se desharán cuando las friamos).



Se echan un poquito de sal y se rebozan en harina.


Como siempre que rebozamos cualquier alimento, hay que sacudirlo después de pasarlo por harina para quitar el exceso de harina. 


Después se pasa por huevo (recordad que al huevo hay que echarle una pizca de sal)



Se pasa por huevo, bien, asegurándoos que no quede nada de la patata a la vista. Si os quedáis sin huevo, porque las patatas se lo llevan todo solo tendréis que ir batiendo de uno en uno los huevos según los vayáis necesitando y echándoles una pizca de sal.


Luego, se meten en la sartén con aceite muy caliente.


No hay que esperar a que las patatas se frían  De hecho, si les pinchas un tenedor notarás que crujen porque están crudas. Solo hay que dorarlas en la sartén.


Cuando ya estén doradas, se sacan y se ponen a escurrir en un plato con un papel de cocina en el fondo para que suelten todo el aceite que se han llevado de mas. Y se reservan hasta que las tengamos que utilizar.


Ahora, en una cazuela, se corta la cebolla en juliana y se fríe en aceite hasta que este doradita. Y ahora viene lo importante. Hasta aquí  casi todas las recetas de patatas a la importancia coinciden. Básicamente son patatas rebozadas con una salsa de cebolla frita y.... mas o menos lo que te viene bien, lo que te gusta o lo que tengas! Yo hice el procedimiento de siempre, seleccione 3 recetas de entre las 1000000000000000000 que encontré  y las mezclé y deseché lo que no me gustaba. Y quedo esto. Y como queda..... como Homer, babeando.... que ricas......


Bueno, al lío  yo le hecho a la cebollita aun friéndose  como una cucharada rasa de pimentón dulce, un poco de pimienta, una cucharada de café sin copete de harina (para que luego la salsa quede mas espesa), las hojas de laurel, un poco de perejil y el comino en polvo. No os paséis con el comino, porque es una especie muy fuerte y si os pasáis se comerá el sabor de las demás especies.


No hace falta que os tiréis friendo esta mezcla una hora, eh? Con que le deis un par de vueltecitas es suficiente. Ahora le añadimos un vaso de vino y tres de agua, Y sal! que no se os olvide la sal! Más o menos la proporción de agua/vino para casi todas las cosas que cocino es 1/3. Vosotros, lo que queráis  pero esa proporción a mi me sabe muy bien.


Bueno, aquí esta mezcla que tiene un aspecto que deja mucho que desear, pero que no os podéis imaginar como huele, tiene que hervir un par de minutillos. Tras ese par de minutillos que ha empezado a hervir, echamos las patatas con cuidadito y ahora si que es cuando dejamos cocer un ratillo. ¿Cuanto? Ahora es cuando tenemos que probar a pinchar las patatas para ver cuando están blanditas. Cuando estén blanditas es cuando hay que quitarlas del fuego. Eso si, consejo, no las cozáis a fuego muy alto y mover la cazuela de vez en cuando, porque hay muchas probabilidades de que se pegue por algún sitio. No metáis la cuchara de palo, porque destrozareis las patatas. Que destrozadas están igual de buenas eh? Pero como que no queda luego tan bien la presentación.


Y ahora viene el toque.........DE RECHUPETE!!!! Echar unas poquitas tiras de jamón serrano. Se coge la loncha de jamón y se corta en tiras en vertical y se echa por encima justo un par de minutos antes de que vayáis a quitar las patatas del fuego.


Y esta sera la pinta final del guiso de patatas a la importancia.


Lo quitáis del fuego, lo servís en platos hondos como si fuera una sopa (que no lo es, no hace falta que echéis tanto caldo que las patatas pidan socorro desde lo mas hondo del plato) y podréis disfrutar de este plato buenísimo y que debe de engordar casi tanto como lo bueno que esta....


Bon apetit!





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...