Berenjenas rebozadas

19 mar. 2013

Bueno, bueno!! Que se podría decir que para tener un blog no cocino ná, porque tardo en publicar las recetas... una vez cada millón de años, más o menos (año arriba, año abajo). Pero no es verdad, es que no tengo tiempo de subirlas!!! Que vida mas estresaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que llevo.
Bueno, tengo en la recamara 4 o 5 recetas para poner, a ver si hoy me da tiempo y subo dos o tres (jajajaja, no me lo creo ni yo)


Sin mas preámbulos ni prolegómenos, vamos con la recetilla de las berenjenas que a mi me encantan!!! Esto en mi casa es tipical dinner (ole ese inglish pitinglis), eso si, acompañadas siempre de patatas fritas. Y de difíciles nada, que hasta mi padre aprendió a hacerlas!! Eso si, se tarda un pelín, no es una ensalada de ¡ála! a ver que tengo por la nevera, todo a un cuenco y aderezado y pá dentro. No, no nooo, es un poquito más laborioso, pero esta riquísisimo!!! Vamos allá!



Ingredientes: 
Un par de berenjenas ( para cenar 4 guay)
Un par (o 3) de huevos
Harinita
Sal
Aceite



El primer paso es fácil,  rápido,  sencillo e indoloro si no te rebanas un dedete con el cuchillo, así que despacito y con cuidado se cortan las berenjenas en rodajitas. Yo, antes, las paso primero por el grifo, por si acaso tienen algo de tierra o algo así...y luego las corto tranquilamente (después de miles de veces de berenjenas rebozadas sigo teniendo 10 dedos en las manos, así que muy difícil, no tiene que ser, eh??jejejeje)


Como veis, las rodajas no son demasiado gorditas. Que no lleguen a un centímetro seria perfecto.


Una vez que están todas partiditas hay que echarles un poquito de sal por cada lado (es importante hacerlo por los dos). Todo tiene su explicación  las berenjenas están así, como que un poquito amargas. El TRUQUI del almendruqui para que no queden amargas es.... redoble de tambor....... echarles sal y dejarlas reposar unos 15 minutillos!!!! 
Solo hay que hacer eso, así las berenjenas soltaran un poquito de agua con ese amargor tan característico que tienen las berenjenas. Por eso tampoco hay que cortarlas muy gordas, porque si lo son, al final, te queda ese regusto amargo cuando las comes.


Como he dicho antes, ese liquidillo que sueltan las berenjenas es lo que esta amargo y amarga la berenjena así que lo que yo hago es que les limpio ese "sudor" amargo que tienen las berenjenas con papel de cocina. Vais a necesitar bastante papel de cocina eh? que parece que no, pero las berenjenas sudan mucho!!!
El siguiente paso es que una vez sequitas (aquí ya no hace falta sal, hemos cambiado el amargor por sal) se pasan por harina. Se pega mucho al harina a la berenjena, así que hay que sacudirlas un poquito para no llevarte un kilo de harina en cada berenjena!



Después de haberla sacudido bien, se pasa por huevo (al que yo si que le hecho un poquito de sal). Por cierto, que el huevo hay que batirlo eh? Si pasas la rodaja de berenjena por la cascara del huevo como si fuera un embarazada para dar suerte.... como que no funciona eh?



Y como diría mi madre: ¡Y por los dos lados! 


Y una vez que este bien empapadita en huevo... a la sartén  Es recomendable echar bastante aceite ( no veas como chupa la harina) y que este bien caliente cuando echemos la berenjena a la sartén.


Cuando estén ya doraditas por un lado, las das la vuelta, para que se doren por el otro. Yo en mi vitro de 9 puntos que tiene lo hago al 8.


Cuando ya estén doraditas por los lados, se sacan de la sartén y se ponen en un plato con papel de cocina para que escurran. Si no, se quedaran demasiado aceitosas. Y voila! Ya tienes la cenita hecha!


Se me hace la boquita agua solo de verlas aquí!!!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...